Inicio Nuestro Pan Diario Lucha en oración

Lucha en oración

La Biblia en un año :Oseas 9-11 Apocalipsis 3 Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba (v. 24). La escritura de hoy : Génesis 32: 24-32

La vida de Daniel después cambió de que alguien le regalara un Nuevo Testamento. Su lectura lo cautivó, y lo llevaba siempre consigo. A los dos meses, le ocurrieron dos sucesos transformadores: puso su fe en Jesús como Salvador y le diagnosticaron un tumor cerebral. El dolor insoportable por ese tumor lo confinó a una cama, lo que le impidió trabajar. Una noche, dolorido y desvelado, clamó a Dios, hasta que finalmente se durmió cerca del amanecer.

El dolor corporal puede llevarnos a clamar a Dios, pero otras circunstancias dramáticas también pueden hacerlo. Hace siglos, un Jacob desesperado se enfrentó con Dios (Génesis 32: 24-32). Pensó que era una consecuencia de haber engañado a su hermano Esaú (cap. 27), pero al buscar la ayuda del Señor en esa dificultad, se encontró con Él cara a cara (32:30) y emergió como un hombre transformado.

Lo mismo le sucedió a Daniel. Después de clamar a Dios en oración, pudo dejar su cama y levantarse, e incluso desaparecieron los signos del tumor. Aunque el Señor no siempre escoge sanarnos milagrosamente, confiamos en que siempre escucha nuestras oraciones y no lo que necesitemos en cada situación. En nuestra desesperación, ¡oramos a él y dejamos los resultados en sus manos!

De: Arthur Jackson

Most Popular

Nuevas cada mañana

Ya no más tú

Enfrentar el miedo

Recent Comments