Inicio Nuestro Pan Diario Fuerza renovada

Fuerza renovada

La Biblia en un año : Job 30–31 Hechos 13: 26-52 Bendice, alma mía, al Señor […]. El que sacia de bien tu boca ... (Salmo 103: 1, 5) La escritura de hoy : Lucas 7: 11-17

El psiquiatra Robert Coles sufrió un patrón en las personas que se agotan sirviendo a otros. La primera señal de advertencia es el cansancio. Luego, aparece el escepticismo respecto a las cosas alguna vez mejorado; a lo cual le siguen amargura, desesperación, depresión y, por último, agotamiento.

Después de escribir un libro sobre cómo recuperarse de sueños rotos, comencé una activación temporada de conferencias. Ayudar a la gente a encontrar esperanza después de la decepción fue muy reconfortante, pero tuvo su precio. Un día, cuando subía un escenario, pensé que iba a desmayar. No había dormido bien, las vacaciones no había aplacado mi cansancio y la idea de escuchar después los problemas de otra persona me llenaron de miedo. Estaba siguiendo el patrón de Coles.

La Escritura ofrece dos estrategias para combatir el agotamiento. En Isaías 40, el alma cansada se renueva cuando espera en el Señor (vv. 29-31). Y el Salmo 103 afirma que Dios nos renueva al satisfacer nuestros deseos con cosas buenas (v. 5). Cuando reorganice mi agenda para incluir más oración, descanso y entretenimiento —como la fotografía—, comencé a sentirme bien otra vez.

El agotamiento comienza con cansancio. Detengámonos. Servimos mejor a los demás cuanto más adoramos y descansamos.

De: Sheridan Voysey

Artículo anteriorEl hombre de la bondad
Artículo siguienteUn árbol floreciente

Most Popular

Escoger la esperanza

Soy una entre millones que padecen TAE , una clase de depresión común en lugares con poca luz del sol por el invierno. Cuando...

¿Cómo hacer que su Matrimonio Mejore?

Cuando logramos complementarnos, porque hemos aprendido a aceptarnos y a respetarnos, la relación en el matrimonio mejora en todo sentido. Es lo que nos...

Oraciones en la playa

Durante un viaje para celebrar nuestro 25. ° aniversario, mi esposo y yo leíamos nuestras Biblias en la playa. Cuando los vendedores pasaban y...

Esforzado y valiente

Cada noche, cuando Caleb cerraba los ojos, sintió que la oscuridad lo envolvía. Habitualmente, el silencio de su cuarto se interrumpía con el crujido...

Recent Comments