Inicio Nuestro Pan Diario No aprovecharse

No aprovecharse

La Biblia en un año : Job 41–42 Hechos 16: 22-40 … No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí (v. 28). La escritura de hoy : Hechos 16: 22-34

Varios presos estaban recogiendo basura junto a una carretera para reducir su tiempo en la cárcel, cuando Santiago, su supervisor, se desmayó. Corrieron para ayudarlo y vieron que necesitamos asistencia médica de inmediato. Un preso solicite el teléfono de Santiago para pedir ayuda. Más tarde, el jefe de la policía les agradeció por haber llamado enseguida; en especial, porque podría haberlo ignorado —lo cual habría sido trágico porque estaba sufriendo un infarto— o aprovechado la situación para escapar.

Este proceder se asemeja al de Pablo y Silas cuando tuvieron presos. Después de haber sido azotados y arrojados a la cárcel, un violento terremoto soltó las cadenas que retenían y abrieron las puertas de los calabozos (Hechos 16: 23-26). Cuando el carcelero despertó, supuso que los presos habían escapado y se dispuso a matarse (anticipando lo que habían sido su castigo por la fuga de ellos). Cuando Pablo gritó: «todos estamos aquí» (v. 28), el carcelero se conmovió de tal manera que quiso saber acerca del Dios en quien creían. Al final, él también terminó creyendo (vv. 29-34).

Nuestra forma de tratar a los demás revela qué creemos y valoramos. Cuando decimos hacer bien en lugar de mal, otros podrían preguntar sobre el Dios a quien conocemos y amamos.

De: Kirsten Holmberg

Artículo anteriorLa locura de la nueva vida
Artículo siguienteUn desfile de colores

Most Popular

Escoger la esperanza

Soy una entre millones que padecen TAE , una clase de depresión común en lugares con poca luz del sol por el invierno. Cuando...

¿Cómo hacer que su Matrimonio Mejore?

Cuando logramos complementarnos, porque hemos aprendido a aceptarnos y a respetarnos, la relación en el matrimonio mejora en todo sentido. Es lo que nos...

Oraciones en la playa

Durante un viaje para celebrar nuestro 25. ° aniversario, mi esposo y yo leíamos nuestras Biblias en la playa. Cuando los vendedores pasaban y...

Esforzado y valiente

Cada noche, cuando Caleb cerraba los ojos, sintió que la oscuridad lo envolvía. Habitualmente, el silencio de su cuarto se interrumpía con el crujido...

Recent Comments