Inicio Nuestro Pan Diario Nombres puestos por Dios

Nombres puestos por Dios

La Biblia en un año: Salmos 81–83 Romanos 11:19-36 … No me llaméis Noemí, sino llamadme Mara; porque en grande amargura me ha puesto el Todopoderoso (v. 20). La escritura de hoy: Rut 1:19-22

Torbellino. Batichica. Chispita. Estos son algunos de los apodos que les ponen a consejeros en el campamento al que vamos con mi familia todos los años. Creados por sus compañeros, suelen derivar de incidentes divertidos, hábitos cómicos o entretenimientos favoritos.

Los apodos no se limitan a los campamentos; también los encontramos en la Biblia. Por ejemplo, Jesús llama a Jacobo y Juan «Hijos del trueno» (Marcos 3:17). Es raro encontrar que alguien se ponga a sí mismo un apodo, pero esto sucedió cuando una mujer llamada Noemí le pidió a la gente que la llamara «Mara», que significa «amarga» (Rut 1:20), porque su esposo y sus dos hijos habían muerto. Sentía que Dios le había amargado la vida (v. 21).

No obstante, ese nuevo nombre no se mantuvo porque esas pérdidas no fueron el final de la historia. En medio de su dolor, Dios la bendijo con una nuera amorosa, Rut, la cual con el tiempo se volvió a casar, tuvo un hijo y le dio a Noemí una nueva familia.

Aunque a veces nos apodemos con nombres amargos, como «fracasado» o «despreciado», por los errores que cometimos o las dificultades que experimentamos, estos no son el final de la historia, porque podemos reemplazarlos con la designación que Dios nos ha dado al formar parte de su familia: «amada» (Romanos 9:25).

De: Lisa M. Samra

Artículo anteriorSeguir adelante, a pesar del divorcio
Artículo siguienteVivir a propósito

Most Popular

Ojos para ver

Hace poco, descubrí la maravilla del arte anamórfico. Aunque al principio parece una mezcla de partes incoherentes, una escultura anamórfica solo tiene sentido si...

¿Cómo Sé que es Amor o es Capricho? Parte I

El enamoramiento es la puerta de entrada al amor y necesita el tiempo necesario para crecer y transformarse en un amor maduro. Es el tiempo...

Nunca es suficiente

Frank Borman comandó la primera misión espacial alrededor de la luna. No lo impresionó. El viaje duró cuatro días. Frank tuvo mareos y vomitó....

Descarriarse

Al haber vivido cerca de estancias ganaderas, el humorista Michael Yaconelli está que las vacas tienden a descarriarse mientras pastaban. Una vaca avanzaba, siempre...

Recent Comments