Inicio Enfoque a la Familia ¿Por qué decir Sí al Matrimonio?

¿Por qué decir Sí al Matrimonio?

Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser. (Génesis 2:24, NVI)

Desde los inicios de la humanidad los seres humanos hemos buscado alguien con quien compartir nuestra vida, alguien junto a quien crecer y alcanzar los años dorados rodeados de hijos y nietos. Ese fue el ideal de millones de personas durante cientos y cientos de años. Sin embargo, recientes estadísticas nos muestran que ese ideal está siendo desafiado por una generación que, cada vez en menor cantidad, decide casarse, cada vez los matrimonios tiene menos hijos y son más frecuentes los divorcios.
Existe toda una generación de jóvenes adultos que parece tener temor al matrimonio y a la conformación de una familia. Ante esta aparente moda de permanecer solteros y sin hijos, es válido preguntarnos ¿es beneficioso casarse y conformar una familia? Veamos…

Crecimiento financiero
Estudios demuestran que las personas que se jubilan estando casadas, alcanzan esta etapa con un 75% más de capital que quienes han permanecido solteros hasta este momento. Otro dato importante es que los matrimonios tienen una mayor posibilidad de ahorrar que las personas solteras.

Salud física y emocional
Un estudio de la Universidad de Cardiff en Gales a cargo de los doctores Gallacher, detalla que las personas casadas son más longevas que las solteras. Además de gozar de mejor salud emocional. Esto debido a que en familia existe un interés mutuo en la salud y las emociones de todos los miembros, lo que posibilita un sistema de apoyo tanto emocional como físico.

Mayor responsabilidad y disciplina
Ser parte de una familia requiere una cuota de responsabilidad y cuidado de los otros miembros que la conforman. La felicidad de todos los miembros también está ligada a asumir los roles y las responsabilidades propias. Una persona soltera toma decisiones sin tomar en cuenta los beneficios de nadie más que sí mismo, esto puede llevar a un estado de inmadurez e indisciplina. Quienes viven en familia deben considerar a los demás antes de seguir sus impulsos.

Mayor crecimiento personal y madurez
Como resultado de aprender a convivir con una persona diferente y enfrentarse al desafío de criar hijos, las personas casadas y con familia son más fuertes emocionalmente y tienen mejores recursos para adaptarse a los cambios de vida y para resolver los problemas que se les presentan.

Un ambiente ideal para triunfar.
Los hijos de matrimonios sanos y funcionales tienen mayor oportunidad de llegar a ser y sentirse adultos exitosos. Además de tener más probabilidades de desarrollar una mayor inteligencia emocional que aquellos que no crecieron en familia. También son personas que saben enfrentar retos y desafíos con mayor confianza en sí mismos; y por supuesto, tienen muchas posibilidades de formar ellos mismos una familia sana y duradera.

Artículo anteriorLa volverás a ver
Artículo siguiente¿Le importamos a alguien?

Most Popular

Disfrutar la vida, y en familia

Son tiempos donde se ha adoptado un sistema ideológico con valores que privilegian el consumismo, el individualismo y el materialismo, lo cual eleva las...

Todos necesitan un mentor

Mientras entraba en la oficina de mi nuevo supervisor, me sentía recelosa y vulnerable. Mi antiguo supervisor nos había tratado con dureza y desdén,...

Las manos de un camionero

La noticia fue tremenda. Tras sobrevivir al cáncer de próstata, a mi padre le diagnosticaban cáncer de páncreas. Él es quien atiende todo el...

Casado… con las Tareas del Hogar

Es sábado por la mañana, y usted prefiere quedarse en la cama antes que hacer todas las tareas del hogar. Primero, hay una pila de pantalones...

Recent Comments